Especiales ambientales

AISLA TU HOGAR DEL CALOR

01. Aísla tu hogar del calor

La refrigeración del hogar en época de verano, presenta uno de los mayores consumos energéticos, ya que representa el 11 % del consumo eléctrico nacional.
En España más de 3 millones de hogares están equipados con aparatos de aire acondicionado, disparando la demanda de electricidad en época estival.
Por otro lado, España tiene una dependencia energética del exterior superior al 80%, por lo que cualquier medida de ahorro energético resultaría beneficiosa tanto para la economía domestica como para la propia economía del país.

Así que la pregunta inmediata a la que nos enfrentamos es:

¿Qué medidas se pueden adoptar para reducir el consumo energético de de los hogares?

Una de las mejores medidas junto con el uso de un equipo eficiente de refrigeración es el aislamiento térmico. Con estas dos pequeñas medidas se puede lograr hasta un 30% en el consumo energético.

Es por ello, que desde el servicio de Línea Verde, queremos a través de esta campaña brindarle pequeños consejos para conseguir un aislamiento efectivo y adecuado de su vivienda.

Aislar térmicamente una vivienda consiste en lograr que los elementos en contacto con el exterior aumenten su resistencia al paso del calor.

Esto se consigue incorporando materiales aislantes en muros exteriores, suelos tabiques y huecos.

El aislamiento térmico es considerada una de las formulas de ahorro de energía de menor coste y máximo beneficio y tiene además una repercusión en la sociedad en términos económicos y ambientales. Optar por esta opción contribuye a:

    Aislamiento térmico de la vivienda

  • Reducir la factura energética de la vivienda y del país: al incorporar aislamiento térmico en el edificio se reducen las pérdidas de calor o frío (invierno/verano) dentro de la vivienda; por tanto, la energía necesaria para calentar o enfriar las habitaciones será menor, haciendo que ahorremos dinero en nuestra factura energética y, a nivel global, que se reduzca el consumo del país.
  • Mejorar el confort y el bienestar: una vivienda aislada térmicamente contribuye al bienestar del usuario ayudando a mantener una temperatura de confort dentro de la vivienda, tanto en invierno como en verano.
  • Disminuir las emisiones de gases con efecto invernadero la producción de energía eléctrica lleva asociada emisiones de CO2. Una casa bien aislada térmicamente contribuye a reducir el consumo de energía y, por tanto, la emisión de gases efecto invernadero.

Siguiente: Aislamiento de paredes exteriores

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies